viernes, 10 de marzo de 2017

Gillian Flynn, "Leave the crazy downstairs"


Hoy, en mi segunda entrada de #AdoptaUnaAutora, vengo a hablaros un poco más de Gillian Flynn, la autora cuya segunda novela reseñé en la entrada anterior. A través de entrevistas y diversas páginas he ido recopilando datos curiosos de ella que me gustaría compartir con vosotros, pero antes, un poco de información introductoria:

¿Quién es Gillian Flynn?

Escritora y una absoluta amante del cine, Flynn nació hace 46 años en Kansas City (Missouri), hija de profesores, heredó el amor por el séptimo arte de su padre, y pasó su infancia entre novelas y películas. Ambas pasiones nunca se desvincularon para ella, pues una vez se licenció como periodista comenzó a trabajar la revista de cine Entertainment Weekly, donde estuvo diez años y gracias a lo cual visitó numerosos sets de películas por todo el mundo, entre el que se incluía el del “El señor de los anillos”, trilogía y novelas de la que Flynn se reconoce como una gran fan.


Y ahora sí, algunos datos curiosos.

  • Gracias a su trabajo como periodista adquirió el sentido de qué contar y cómo contarlo para que captara el interés del lector.
  • Escribe en términos de “escenas”, influencia directa del cine.
  • De pequeña veía muchísimas películas de terror y le gustaba “pasar miedo”. Dice haber visto “Psicosis” muchísimas veces siendo muy pequeña. Anthony Perkins fue uno de sus grandes crush de la infancia.
  • En sus primeros dos libros, Flynn se centró en explorar personajes aislados con dificultades para establecer relaciones con otros, y en el siguiente tenía la necesidad de tocar otros temas, en este caso la oscuridad del matrimonio, aunque la idea que lo impulsó todo fue la de cuestionarse hasta qué punto conoces a otra persona y hasta dónde puedes confiar en ella. Según Flynn, todos nos contamos una historia de quiénes somos, y quería que sus narradores contaran esta historia según les conviniera, que manipularan lo que cuentan tal y cómo hacemos todos. De esta forma, los dos protagonistas se convierten en narradores en los que se puede confiar, efecto que ella conseguir en el lector.
  • Su lugar de escritura es su sótano, un lugar pequeño, oscuro, atestado de cosas que, según la propia Flynn, “a veces da un poco de miedo”. En él, junto a las escaleras, tiene una placa en la que hay escrito Leave the crazy downstairs (deja la locura abajo), la cual le sirve como recordatorio de que no puede llevar a su vida y a su familia las emociones y la tensión que se generan en el proceso de escritura.
  • Para desconectar y relajarse suele escuchar música y bailar.
  • Cuando estaba en su peor momento en la escritura de “Perdida”, embarazada y desesperada porque no sabía cómo avanzar, puso la canción “One shot” de Eminem y la bailó cómo loca en el sótano para motivarse.
  • Libby Day, protagonista de su segunda novela, Lugares Oscuros, fue concebida como un personaje mucho más dulce y bueno, pero Flynn acabó odiándola y el personaje derivó a lo que es actualmente.
  • No soporta la idea generalizada de que las mujeres son innatamente buenas, como si la bondad o la malicia fueran inherentes a nuestro género. Según Flynn, es muy común encontrar personajes masculinos problemáticos, es algo que nos parece natural. Cuando ves a los chicos enfadarse o ser agresivos oyes a la gente decir: “es que son chicos”. Con las chicas, sin embargo, no pasa lo mismo, no tienen esa misma libertad para ser “malas” y se las obliga a reprimirse más que a ellos. Hay mujeres que eligen hacer lo incorrecto, y mujeres que día a día deben luchar para hacer lo que es correcto.


“Hay muchas mujeres que luchan tanto como los hombres por ser buenas, pero que no pueden. Hacen el mal y son violentas. Yo quería hablar sobre ello. Todavía existe un contexto dominado por estereotipos y culturalmente seguimos pensando que las mujeres no hacen esa clase de cosas, que son más amables y mucho menos proclives a la violencia. La realidad no es así”.


  • La violencia, elemento que forma parte de todas sus obras, es también un elemento que, según Gillian, mueve a la gente y une a las personas, a las que la ejercen, a las que la sufren, a aquellos a los que les fascina y también a los que la condenan.
  • Le gusta tratar la violencia desde un punto de vista muy personal, pequeño, que no abarque grandes temas como podría ser la guerra o el terrorismo.
  • Afirma que uno de los motivos por los que escribe y lee es porque quiere saber cómo nos relacionamos unos con otros, cómo funciona el mundo, por qué pasan ciertas cosas o, por ejemplo, cómo ser de un determinado lugar nos afecta o nos condiciona de una forma u otra. Qué es lo que hace que nos unamos y qué nos destruye y nos derrumba.
  • Le gusta ambientar sus historias en Missouri y admite que Kansas City es una mezcla de todo, sobre todo del oeste y del sur: «Si conduces dos horas en cualquier dirección sientes que estás en sitios muy diferentes».
  • Una de sus mejores maneras de procrastinar es jugando a Pacman o a Galaga, dos de sus juegos favoritos.
  • i seriously play this all day gif
  • Uno de sus libros favoritos es Alicia en el país de las maravillas.
  • Reconoce que una de las peores cosas de escribir “Perdida” fue deshacerse de la voz de Libby, con la que la  comparaba constantemente. Para ella, limpiar su mente de la voz de sus anteriores personajes es uno de sus mayores retos a la hora de crear una nueva historia.
  • Es lectora de géneros variados, entre los que se encuentran trhillers, sci fi, fantasía y western.
  • No le gusta que se juzgue una historia por el género que se le atribuya. Una de las frases que más detesta en los lectores es “yo no leo ese tipo de libros”.
  • A pesar de la oscuridad de sus novelas, le gusta introducir cierta dosis de humor.
  • Si tuviera que entrevistar a alguien, sería Joyce Carol Oates, Margaret Atwood o Agatha Christie.

Y esto ha sido todo. Espero que hayáis encontrado interesantes estos datos de mi querida Gillian Flynn. A continuación os dejo con la propia Flynn leyendo el primer fragmento de “Perdida”, que saqué de la entrevista que le hicieron en el National Writers Series junto a más información que he usado en esta entrada. 

9 comentarios:

  1. ¡Hoooola! >___<

    Me encaaaaaaaaaaantó esta entrada (¡muy curiosa e interesante!).

    Pero vamos por puntos. Primero, ¿qué significaría escribir en términos de “escenas”? :OO Segundo, ¡¿ella también baila?! Ohh, a mí me sucede lo mismo, jajajaja. Pero siempre que me encuentro en un estado muy grave, emocionalmente hablando, me levanto de la silla o de la cama o de donde esté, y me muevo en función de la música. Es mi analgésico vital. Tercero, ¿qué guarda en ese sótano? ¿No son maridos como sucede en tu caso? Por cierto, me parece un lugar muy curioso para escribir. Wooow, qué cosas podrían escribirse bajo el suelo... "Deja la locura abajo", me encantó esta idea. Cuarto, oh, Alicia en el país de las maravillas es su libro favorito. Alejandra también parece tener, o parecía tener, una relación especial con ese libro. Se sentía muy identificada con Alicia y en muchos de sus versos aparecen pequeños detalles originados de ese libro. >.< Y, por último, la entrevista se entiende bien, oh. *_* La tendré en cuenta. Cuando dibuje o haga algo en mi diario, la pondré para escucharla. Suelo escuchar algunas entrevistas o documentales mientras hago cosas que no requieren demasiada atención. <33

    Muchas gracias, Laura, por traernos esta entrada tan bonita,
    Espero tener la ocasión de leer a tu autora prontito,

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me disculpo por la cantidad enorme de "oh". XD

      Eliminar
    2. Ay, creí que se entendía lo de las escenas, sorry. En realidad Gillian no explica mucho más allá de esa frase, pero yo entiendo que se refiere a que crea la novela a través de escenas, igual que se haría el el terreno visual. Una película está compuesta por escenas, Flynn tiene mucha influencia del cine, y lleva esa influencia a crear las historias a través de "escenas" como si fuera una película. Es básicamente lo que me pasa a mí también, aunque no sé hasta qué punto en el caso de ella esas escenas serán base para ir hilando la trama ^^

      Eliminar
    3. Y no tienes de qué disculparte. La vida sin tus "oh" no sería lo mismo, my dear <3

      Eliminar
  2. Ay, me ha encantado *__*

    Lo admito, aún no he leído nada de Gillian Flynn, así que me adelanto a lo que me vas a decir ("¡DAFNE, CORRE A LEERLA, INSENSATA!") y la apunto en URGENTES junto con Jack London, que apunté el otro día gracias a la reseña de Omaira.

    El recopilatorio de datos curiosos me ha parecido GENIAL, y creo que vas a lograr llamar la atención de muchos lectores sobre esta autora: ¡BUEN TRABAJO! Los puntos que más me han sorprendido han sido lo de Leave crazy downstairs (me ha despertado unas ganas de escribirlo en algún lugar de mi habitación, aunque no haya escaleras...), que para "Perdida" se inspirase con Eminem (por si no se nota, es uno de mis raperos preferidos <3), su opinión sobre la violencia y que se meta tanto en la voz de sus personajes que después le resulte todo un reto escribir sus siguientes novelas.
    En resumen, tengo la impresión de que será un placer leer a Gillian.

    ¡Con ganas de saber nuevos datos sobre tu autora adoptada!
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. *________* Ganazas de que la leas. Lo mío por esta mujer es devoción y lo reconozco, pero creo que puede gustar a mucha gente que no es asidua al género del thriller porque tiene un estilo delicioso.
      A mí lo del cartel en el sótano también me encantó xD Es que esta mujer es un caso.

      Gracias mil por leerme y comentar, preciosa <3

      Eliminar
  3. Hola Laura <3 Me ha encantado la entrada. Que de datos curiosos. El cartel me parece buenísimo. Lo de bailar y música para desestresarse siempre viene bien. Me quedo con ganas de leer algo suyo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando lo hagas espero que la disfrutes. Por alguna tonta razón me hace feliz que lectores asiduos a otros géneros disfruten de las novelas de Flynn. Supongo que es una especie de prueba de que de verdad su manera de contar historias tiene "algo" que trasciende géneros *__*

      Eliminar
  4. Me he sentido super identificada con muchos de los puntos, el de su crush con Norman Bates me ha encantado. Creo que uno de los motivos por los cuales el ser humano hace ciertas cosas es por su afan de devorar, citando a mi querido Larsen, otros fermentos...fermentos humanos. Yo tengo muy asumido que las mujeres no somos buenas, aunque a veces si que me sorprende que cierto tipo de acciones las lleve una mujer. Nuestra maldad o violencia, se supone, es más indirecta o invisible. Hasta que le vuelas los sesos a un tío en medio del pueblo, supongo.
    Un besito <3

    ResponderEliminar

Comentando enriquecéis muchísimo el blog y además me hacéis una personita más feliz. Todas las opiniones son válidas y respetables, así que no tengáis miedo en escribir con sinceridad.
¡Animaos y comentad! ¡La vieja Morla no se come a nadie!

(Los comentarios en los que se falte el respeto o se haga spam serán bloqueados y no aparecerán).