martes, 10 de febrero de 2015

De escritores y géneros

Este tema lleva dando vueltas en mi sesera desde hace bastante tiempo, y es de esas cosas tontas que nunca me da por mencionar, pero que se quedan astilladas y no se van, supongo que debido a mi "trabajo", que es y siempre será escribir aunque con ello no gane un duro. ¿Y de qué va eso de la astilla? Pues de escritores y géneros o, más bien, de los escritores que se mantienen fieles a un género. 
Es algo que entiendo por un lado, pero por otro, NO. Quiero decir, comprendo que te apasione un género y que sea en el que sientas más cómodo a la hora de crear, lo veo completamente comprensible, de verdad, pero otra parte de mí no puede dejar de pensar: ¿Por qué? No, en serio, ¿cómo demonios no se aburren?
Y me diréis: "porque es el género con el que esos escritores disfrutan", y yo responderé: "vale, lo entiendo, pero no". Soy muy lerda para que me entren ciertas cosas en la cabeza, lo reconozco, pero el hecho de que un escritor, un creador de historias, no sienta la necesidad de explorar otros lugares, otros mundos, en el que incluyo el nuestro, me parece chocante y me desconcierta, y me frustro yo sola porque claro, en parte lo entiendo, pero en parte no. Y ahí comienza un debate interno de Laura vs Laura que nunca lleva a nada, porque ambas partes llevan razón y ambas se equivocan.

En mi experiencia personal, después de tantos años de tener esta enfermedad incurable (escribir) he comprendido que es imposible colocarme una sola etiqueta. ¿Escritora de género fantástico, ciencia ficción, realista, policíaco, thriller, romántico, erótico, terror? No soy ninguna de esas cosas, pero lo soy todas al mismo tiempo. Antes de Los mundos de Täryenn me dedicaba casi por entero al género fantástico, de hecho, con Täryenn llegué a pensar que sería "mi género", como lo es, por ejemplo, de Laura Gallego. Pero entonces llegó la segunda novela, y luego la tercera, y ahora estoy terminando la cuarta y tengo tropecientos millones de proyectos que van desde aventuras espaciales a misterios emparanoyantes del estilo de David Lynch pasando por thrillers, mundos de pesadilla, mundos distópicos, apocalípticos e historias realistas o fantásticas del presente, pasado, futuro y demás mezclas espaciotemporales.
Soy, como suelo decir, un culo inquieto. Me gusta saltar de género en género y hacer rebujinas con elementos de todos ellos, de dos o solo de uno. Realmente, cuando "me viene" una historia, es esa historia la que demanda a qué género va a pertenecer, yo solo lo elijo cuando la idea que hace nacer esa historia acepta varios caminos en cuanto a género se refiere, pero al final siempre elijo el que considero más acertado, el que creo que la hará crecer más y ser mejor (porque soy buena madre y cuido de mis bebés).

Mi pregunta es, ¿cómo leches pueden muchos escritores permanecer fieles a un género? ¿CÓMO? En serio, me gustaría saberlo porque para mí es fisiológicamente imposible, y digo fisiológicamente porque creo que mi cuerpo me llevaría a la combustión espontánea si lo intentara. Y a veces lo he hecho, intentarlo digo, no arder de manera involuntaria, pero no ha servido de nada. Lo he intentado porque tengo la sensación de que el hecho de que un escritor sea fiel y constante con un tipo de historias favorece a ganar lectores más fieles ya que saben lo que pueden encontrar en ti, pero vamos, que me duró el intento el tiempo de decir que quería intentarlo. FIN.
No sé si me estoy repitiendo mucho o estoy siendo especialmente densa (si es así, lo siento), pero, escritores del mundo que trabajáis así, ¿cómo lo hacéis? ¿Os forzáis a un género o no sentís esa necesidad de moveros por otros derroteros? Me encantaría saberlo, de verdad.

Como lectora, la sensación es parecida, pero no igual ni de lejos. Es decir, puedo elegir entre muchos autores para mis lecturas y así cambiar de género como quiera, pero es cierto que a veces me pregunto por qué autores que adoro, como Gillian Flynn, no se adentran en terrenos distintos. ¿Qué no daría yo por leer una novela de fantasía o de ciencia ficción escrita por las manos de esa mujer? 
Y ahora vienen mis preguntas, las que vosotros muy amablemente contestaréis porque sois un encanto: ¿Preferís que los escritores se mantengan fieles al género al que más acostumbrados nos tienen o preferís que sean variables y se muevan de uno a otro? 
Yo, personalmente, prefiero sin duda eso último, pero ninguno de mis escritores favoritos es así. ¿Os imagináis lo que sería estar esperando a que vuestro autor adorado saque una novela y no tener ni idea de a dónde os llevará? ¿A un planeta inexplorado, a una selva llena de indígenas mutantes, a las calles sucias de un futuro postapocalíptico o a las oscuras del Londres victoriano? ¿No sería increíble no poder adivinar si te hará volar a lomos de un dragón o correr por tierra de nadie en la piel de un soldado alemán durante la Segunda Guerra Mundial? ¿Vivir en una ciudad submarina, en una colonia espacial o en el cuarto trasero de un sucio bar de Texas? ¿No sería maravilloso que ese autor cuyas palabras tanto os gustan sea capaz de arrastraros desde un lugar de lo imaginable para luego empujaros al otro extremo?
Para mí lo sería. Quiero un escritor/a así en mi vida y os confieso que esa es la escritora que yo quiero ser. Quiero poder enamorar y emocionar con un protagonista nacido en la sociedad burguesa del siglo XIX, con un capitán espacial, con un elfo venido de tierras fantásticas, con un detective atormentado o una superviviente que lucha contra seres terroríficos venidos de otro mundo. Y quiero poder conseguir eso porque realmente no sé crear de otra forma, porque es como si caminara constantemente y cada pisada cayera sobre una tierra distinta, en un mundo distinto y en un tiempo diferente.

¿Qué pensáis vosotros? ¿Os habíais planteado esta cuestión alguna vez? ¿Soñáis, como yo, con encontrar un autor así? ¿Lo habéis encontrado ya?
Talk to me, little birds.

23 comentarios:

  1. Mientras la novela esté bien escrita, a mí francamente me da igual dónde y cuándo esté ambientada. Aunque es verdad que muchas veces he echado de menos más novelas decentes en fantasía, digamos, y me he preguntado qué ocurriría si algunos de mis autores favoritos dieran el salto y escribieran libros de este tipo (es un género en el que la calidad no me parece que abunde. Ni la variedad de núcleos. Dios). Supongo que habrá a quien le ocurra algo similar con la novela romántica (aunque esa, tal y como yo lo veo, siempre estará abocada al fracaso).

    De todos modos, me molestan las etiquetas. Me parecen importantes sobre todo para el márketing y la literatura comercial, pero yo soy un espíritu libre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja sí, yo también lo soy, pero realmente a veces son necesarias para guiarnos, por ejemplos, cuando buscamos literatura de cierto género. Es decir, si pregunto por autores de sci fi es una "guía" que a muchos se les etiquete por ese género, pero desde luego las posibilidades de creación van más allá de cualquier etiqueta ^^

      Eliminar
  2. Yo también pensaba que acabaría metida solo en fantasía por la gran influencia de la srta Gallego, y yo siempre me justifico con el hecho de que en el género fantástico es quizás el más libre y el más sencillo de modificar; si quieres escribir una novela en el mundo actual, ya sea policíaca, thriller o de amor, considero que la investigación debe ser mucho más amplia. No puedes escribir una historia ambientada en Inglaterra y no conocer, qué te digo yo, qué costumbres hay, por qué lado de la carretera conducen, cómo y cuando comen, qué lugares emblemáticos hay, etc, pues si no lo haces conviertes Inglaterra en un país cualquiera que no es Inglaterra, un sitio plano (esto en caso de que quieras que se vea claro en que lugar ocurre). Lo mismo con la gente y más aún, la política y la historia. Una vez quise escribir una novela utópica histórica (¿eh? ¿Qué es eso? Pues una Europa alterntiva, muy original yo), y pasé más tiempo investigando en libros de historia que escribiendo, hasta que lo dejé. También es cierto, en mi opinión, que la magia y la fantasía ejerce un gran papel de Deux Ex Machina: El conflicto y núcleo de la historia es supernatural, mágico o espiritual, y así se justifican muchas historias (las obras de Laura Gallego, Ex Libris, Narnia, etc. Y no digo que estén mal, pero en la mayoría de esas novelas el causante de conflicto y herramienta auxiliar para resolverlo suele ser algo fuera de lo que conocemos xD).

    Igualmente escribir de todo es divertido precisamente porque se puede conocer algo nuevo, así que espero que se me ocurran cosas y algún día tenga tiempo suficiente. Todos sabemos que no.

    Aprovecho para saludar ya que es la primera vez que entro y comento en tu blog : D Un saludete!

    Alex

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Alex! Bievenido ;-)
      En cuanto a lo que dices, te entiendo perfectamente, los núcleos en la fantasía son casi siempre los mismos, y me incluyo en el saco de escritora que ha ideado muchas historias de este género sin plantearme realmente un núcleo más trabajado, cosa que ahora intento mejorar :-)

      Eliminar
  3. La verdad, a mí me pasa como a ti, como escritora y como lectora. Como escritora, empecé en el género de la fantasía, pero luego he escrito otras novelas realistas, una de ellas puramente romántica y las otras, de misterio, intriga y acción, sin elementos mágicos ni nada por el estilo. Y me vino bien, porque la novela fantástica me trajo de cabeza, pero precisamente por haber escrito tres novelas realistas seguidas, luego me apetecía volver a escribir fantasía. Y en ello ando, y cuando la acabe ya tengo ganas de ponerme otra vez con alguna novela realista, que tengo muchas en mente. Vamos, que me gusta la variedad, me gusta experimentar y no cerrarme a un único género. Creo que la magia de la escritura consiste precisamente en eso, en que tienes la opción de explorar los mundos que te dé la real gana, reales o inventados, presentes, pasados o futuros.

    Y como lectora me pasa igual, lo mismo me apetece una novela histórica, que una realista, que una de misterio, que una romántica... Voy de un género a otro, porque si me centrara solamente en uno creo que acabaría empachada xD De hecho me llegó a pasar, una época me dio por leer sólo romance y acabé tan harta, que luego me puse a leer novelas históricas y fantásticas como si no hubiera mañana. Necesito la variedad en mi vida.

    Bueno, creo que esta ha sido la primera vez que te he comentado, y eso que ya hace algún tiempo que te sigo :P Y me gusta bastante tu blog, creo que tocas temas muy interesantes, tanto en lo que respecta a la escritura como en todo lo demás xD (léase cine, libros, música...).
    En fin, que me quedo por aquí, a ver si te voy comentando más a menudo :) ¡Nos leemos!
    Sandra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sandra, eres bienvenida, ya lo sabes ^^

      Comparto totalmente contigo eso de que la magia de la escritura está en explorar los mundos que te dé la gana, creo que por eso Los Mundos de Täryenn tiene tantos xD

      Eliminar
  4. Yo era de las de mi género también, pensando que era la fantasía. Me encanta la magia, es lo que más disfruto leer y escribir, pero claro que abarco otros temas, porque soy muy culo inquieto xDD Así que te entiendo completamente.
    Lo que no me había planteado era sobre los autores, la verdad es que no me imagino a Brandon Sanderson escribiendo erótica (vale, además es mormón) pero me ha hecho gracia la idea. Tal vez no todos (a ver, yo me muero de miedo si apago la luz y oigo ruidos, como para escribir/leer terror xD) pero sí que podría haber 2, 3, 4 o 5 géneros que le guste tocar. A mí me llamaría la atención, pero no es algo que me carcomiera por dentro.
    Hasta ahora.
    Gracias, me has contagiado tu astilla.
    ¡Un besín!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues siendo mormón podría aportar una visión más original del asunto xD

      Eliminar
  5. Desde luego es un tema muy amplio y creo que lo has enfocado muy bien. En mi opinión, un buen escritor debe ser capaz de meterse en la piel de cualquier personaje, en la fantasia, el thriller, policiacos, de terror, eróticos... Es por eso que creo que el cambiar de género de vez en cuando es algo positivo, ya que puede mostrarnos una nueva faceta del autor. Cierto es, que si te gusta más un género que otro, escribirás más sobre ese tema, lógicamente, pero escribir algo diferente sorprende mucho.
    Un beso enorme
    Lena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Lena. Somos de la misma opinión, sería genial ver esas facetas ocultas *-*

      Eliminar
  6. No sé si soy la única que le pasa, pero yo como lectora, cada vez que leo un libro que me gusta mucho y me llama la atención, ciento una tentación enorme y muchas ganas de escribir (como escritora en proceso XD) algo de esa temática. Y la verdad es que yo pensaba también que la fantasía era mi género como lectora, pero ¡qué va! Con el tiempo (y la repetición de la misma estructura en casi todos los libros de fantasía) me di cuenta de que a veces prefería una trama donde la magia fuese fundamental, pero también otras que transcurran en la actualidad, en la edad victoriana. También es lo que dicen por ahí arriba, que escribir en un mundo mágico es muy complejo, pero más lo puede ser documentarse para llevar tu historia al pasado o un país de hoy en día. Yo estoy escribiendo una historia basada en la época victoriana, y uffffffffff, tienes que fijarte en todos los detalles para que sea creíble. Pero a lo que vamos, que me voy por las ramas, a mí me gustaría que ciertos autores saliesen de su género y se aventurase a otros, sería sorprendente ver cómo se desenvuelven en esos aspectos :)

    Un beso!
    Marina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasa lo que comentas de que te entren ganas de escribir sobre algo cuando lees de ello pero con muchas más cosas, como música o películas o series, así que imagínate la cantidad de proyectos que tengo pendientes xD

      Eliminar
    2. Marina, soy de tu misma opinión. La fase de documentación es tediosa, pero sin duda inevitable si es que quieres crear algo con un poco (o mucho) de credibilidad. Ánimos!

      Eliminar
  7. ¡Hoola!
    Yo siempre he sido, respecto a la literatura, un culo inquieto... Me gustaba la fantasía y el amor y el misterio... Ahora suelo dejarme caer por los mismos temas, pero antes tendía a probar de todo. Alguna que otra vez me había planteado ¿Y que pasaría sí...? Sí, por ejemplo, mi querido Stephen King saliese del terror (lo ha hecho con Mr. Mercedes, pero me refería a algo más radical), o si J.K. Rowling dejase la fantasía (que también lo ha hecho, y me ha gustado lo que ha publicado), pero no es algo que me haya parado a pensar y a meditar.
    Cuando un escritor se mueve bien en su ambiente, está claro que va a tirar del hilo hasta que se deshaga la manta, pero a veces me daría miedo ver qué es lo que consiguen sacar cuando están como peces fuera del agua en algo nuevo. Así que no sé si prefiero que estén siempre en su salsa o que vayan mojando el pan en todos los cuenquitos... ^^
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo prefiero que salten de género en género, pero claro, puede ser que den una sorpresa desagradable y que te apasionen en un género pero te decepcionen en otro, quién sabe ^^

      Eliminar
  8. Laura, en mi caso personal y a modo de auto critica he de reconocer que soy uno de esos aburridos que prefiere mantenerse fiel a un estilo propio. En cierta ocasión empecé un proyecto fantástico bastante apasionante del que disfruté muchísimo, pero al terminarlo sentí como que no era realmente algo con mi estilo y que prefería ser ese pececillo que se movía fácilmente en el registro que más me apasionaba.
    Podría escribirte sobre universos paralelos, ambientarme en mundos donde la humanidad está al borde de la extinción o relatarte las peculiares historias de un grupo de madres solteras. Podría, pero tardaría mucho más tiempo en hacerlo que por ejemplo, escribiendo algo más afín a mis características como escritor.
    En muchas ocasiones enfrentarte a algo nuevo requiere llevar a cabo una fase de documentación bastante exhaustiva para no cometer errores en la trama y, para la gente vaga como yo (es un defecto que intentaré corregir), les es mas fácil escribir sobre un terreno conocido.

    Ya saben lo que dicen... Mejor bueno conocido que malo por conocer...

    ResponderEliminar
  9. Saludos. :)

    Te comprendo si no un 100 %, al menos, sí el 99'9 % de lo que dices. También me cuesta estar en un mismo sito al exponer tantas letras, cuando creo un mundo. La imaginación es tan desbordante que rompe cualquier estado de lo real y se transforma en lo irreal. Adoro la Fantasía (sea épica, oscura, etc.), el género policiaco, lo erótico, lo romántico, sin embargo, si quiero crear una historia tan personal, tan especial, mi corazón me tienta a romper las paredes del género literario y unirlos en uno. Puede sonar muy caótico pero hay un cierto orden si sabes conectar bien la trama. Ergo, me siento muy identificado con lo que has expuesto. No sé si llamarlo "culo inquieto" o, mejor, mente caótica.

    Por último, apunté tu obra "Los mundos de Täryenn" en Goodreads. Me ha llamado mucho la atención. :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es genial saber de otros que sienten y padecen lo mismo que yo. La verdad es que no sé si esto de la mente caótica es un pro o un contra a la hora de ganar lectores, pero es la única que tengo. Quiero creer que lo que a uno le sale de manera natural siempre es el mejor camino a seguir ^^

      Muchas gracias por leerme y comentar. Es un placer tenerte en la Vieja Morla :D

      PD: Bueno es saberlo!! Ojalá las disfrutes si llegas a leerla ^^

      Eliminar
  10. La mayoría de las opiniones están a favor de que preferirían leer muchos géneros del autor que les gusta, en lugar de uno solo. Yo soy de esa opinión. Para mi, aunque quede mal decirlo, tú eres una de mis escritoras favoritas y te desenvuelves perfectamente sea el ámbito que sea, y estoy segura de que tus lectores (entre ellas yo), te seguirán a cualquier final

    http://33.media.tumblr.com/5226cd97fd69f995a4f2128aed1fa665/tumblr_nf9lpv9Cho1u1daabo1_500.gif

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá sea así, querida amiga, ojalá sea así.

      Eliminar
  11. Bueno, yo soy de leer de todo un poco, salvo erótica y novelas de amor, especialmente amor adolescente a lo Blue Jeans y Moccia. Entre los libros que tengo aún pendientes por leer tengo cosas tan distintas como Los Miserables, tu libro, El guardián entre el centeno (en inglés), Los viajes de Gulliver, La Ilíada (también en inglés estos últimos), La música del silencio, El idiota, de Dostoyevski, El conde de Montecristo, alguno de Agatha Christie... Como ves, distintos autores, géneros, temas, épocas, e incluso idiomas. Ni en eso último me limito a uno en concreto.

    Supongo que a la hora de escribir dependerá de la persona. En tu caso, por ejemplo, creo que no te quieres limitar a un género porque tienes mucha imaginación y muchas ideas, como se ve en la entrada, y como dices, tratas de adaptarte a la historia, y no a un género en concreto. Ahora tenemos Los mundos de Täryenn, que tira más a lo fantástico, ambientado parte en este mundo y parte en otro, por lo poco que sé por ahora, pero también he visto que estás con una novela ambientada en los años 60, Red valley, ¿no?, y luego puede que escribas alguna novela de misterio ambientada en la Austria de principios del siglo pasado, o algo ambientado en el antiguo Egipto, o quizás en la Alemania de la década de los 80... Vamos, que contigo nunca se sabe por dónde van a ir los tiros, ¿me equivoco? En cuanto a otros, los que se quedan en su género, puede ser por no arriesgarse a vender menos, por no meter la pata, por interés, porque no se sienten bien al escribir otras cosas... A saber. Depende de ellos.

    En mi caso, no me importa que varíen de género, porque hay autores que cada vez que va a sacar algo nuevo se sabe de qué va a ir la cosa. En el caso de Blue Jeans, por ejemplo, siempre que publica algo nuevo sé que lo que va a sacar va a ser un pastelón del 15 ( lo sé por experiencia propia). Igual si cambian de género les puede salir bien y pueden publicar cosas geniales. Quién sabe.

    Besos!

    Carol

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, la verdad es que conmigo nunca se sabe. Y creo que muchos autores no se salen del género por las ventas, y me parece extraño porque yo, como lectora, prefiero a autores que varíen de género, pero en fin, cada escritor es un mundo.

      Gracias, como siempre, por leerme y comentar *-*

      Eliminar
  12. Aunque el género que más consumo es la novela negra/policíaca, porque me resulta muy ligera y entretenida (la uso para desconectar entre libro y libro con mayor carga literaria), mi preferido siempre ha sido la fantasía.
    Entiendo que para un autor resulta más cómodo amoldarse y mantenerse dentro de un mismo género. Si quieres crear buenas historias tienes que documentarte, y eso requiere un tiempo y un esfuerzo que no todos, por desgracia, están dispuestos a dedicarle.
    Hablo por experiencia, ya que mis tres historias que más han prosperado se encuadran en géneros muy dispares (thriller moderno, novela del oeste y fantasía), y para crearlas he tenido que esforzarme a tope!
    Pero fúh, se agradecería tanto un autor así, que lo dé todo por sus historias y, por extensión, a sus lectores... :_)

    ResponderEliminar

Comentando enriquecéis muchísimo el blog y además me hacéis una personita más feliz. Todas las opiniones son válidas y respetables, así que no tengáis miedo en escribir con sinceridad.
¡Animaos y comentad! ¡La vieja Morla no se come a nadie!

(Los comentarios en los que se falte el respeto o se haga spam serán bloqueados y no aparecerán).