jueves, 4 de diciembre de 2014

¿Y esto quién va a querer leerlo?


Me hago esa pregunta prácticamente siempre que voy a empezar un proyecto, o ¿debería decir «siempre» a secas?, porque en al final acaba cayendo, antes o después. Bien cuando acabo de tener la idea, cuando estoy desarrollándola o cuando la estoy escribiendo, pienso: «En verdad esto no le va a interesar a casi nadie». No sé exactamente por qué, quizá porque las modas literarias no van mucho con lo que yo escribo, con el tipo de relaciones que desarrollan mis personajes o la esencia de mis novelas, en general. También debemos partir de la base de que (permitidme ser brusca) soy una auténtica cabrona conmigo misma y lo que hago, aunque tampoco hasta el punto de que nada me guste, porque entonces no terminaría ninguna novela.
El caso es que me veo muchas veces leyendo reseñas, bicheando esas novelas que lo petan entre el público y en muchas ocasiones acabo pensando que lo mío a eso se parece como Justin Bieber a Hugh Jackman.
¿Tendré un concepto deformado de mis propias creaciones? Es bastante posible. Después de todo, creo que nadie tiene una imagen más distorsionada de lo que escribe que el escritor. No son pocas las ocasiones en las que algún lector de pruebas me ha dicho «¡Dios, esta parte me ha encantado!» o «¡Eso no me lo esperaba!», y yo con cara de...


Pero saltándonos el hecho de que el que escribe es el que menos debe opinar de lo que escribe, sigamos con la cuestión arriba planteada o, más bien, la que me planteo y os planteo ahora: ¿Hasta qué punto es influyente para vosotros el interés que, creéis, suscitará vuestra novela para el público? 
Me parece que esta pregunta es un poco tabú, sinceramente. ¿Por qué? Porque me da la sensación de que está mal visto escribir si no lo haces para ti mismo, sino lo haces de manera desinteresada y por el mero placer de hacerlo. Bien, permitidme que conteste primero a la pregunta de arriba y así no se malinterpreten mis palabras.

Yo empecé a escribir por gusto, porque sí, sin motivo ni razón, porque me gustaba. Las cosas han cambiado, no obstante: voy a publicar una bilogía, y antes de ella mi concepción de la escritura ya era diferente. Ya no la veía como algo que no podía dejar de hacer, mi pasión y un gran pilar de mi vida, sino, además, como algo a lo que podía dedicarme. Llegó entonces el interés por publicar y se abrió ante mí el horizonte de "el público", el cual nunca antes había contemplado. 
No estoy diciendo que escriba para los demás, de hecho, si así fuera, no me haría esa pregunta de ¿Y esto a quién va a gustarle? Sino que escribiría lo que sé que va a gustar y punto. Yo escribo, sinceramente y os lo digo de corazón, porque no sé vivir de otra forma. A veces me cuesta sudores y disgustos, pero es como los hijos, que por muchos sofocones que te den, los vas a seguir queriendo igual. No obstante, al margen de que sea una yonki de crear y escribir, considero que esa satisfacción no es plena si no te leen. Es decir, para mí, una novela está medio huérfana sin alguien que se sumerja en sus páginas, y de ahí mi preocupación a veces por si lo que hago será del gusto del lector.


¿Eso influye en lo que escribo? Supongo, en realidad no lo sé con certeza, puede que lo haga de una manera inconsciente, pero lo que sí es verdad, y eso os lo aseguro, es que no escribo NADA que no me apasione. Pero, por otro lado, no voy a negar que el lector es importante para mí, y no es que lo tenga en cuenta para crear, pero sí que me pregunto si le gustará lo que hago. No me avergüenza decirlo: que alguien disfrute con lo que escribo me DA LA VIDA. En serio. No sabría cómo describir lo que siento cuando alguien me dice que mis palabras le han hecho sentir, viajar, reír o llorar, y creo que, en ese sentido, no hay nada de malo en pensar en el lector.
Resumiendo: yo NO escribo para el lector, pero sí es un tema que me preocupa en ciertos momentos. Una mosca detrás de la oreja como esa que uno puede tener al pensar que ninguna editorial querrá su manuscrito. Todas inquietudes lógicas, bajo mi punto de vista, y que no son malas siempre que no supediten mi trabajo, que es crear y escribir aunque me publiquen, me rechacen, me lean, me adoren o me tiren piedras. 

¿Qué pensáis vosotros? ¿Es importante el lector para los que escribís? ¿Os hacéis esa pregunta también? Y quiero sinceridad, por favor, que lo de escribir para uno mismo es muy bonito, pero seguro que tenéis otros gusanillos picando vuestros cerebros cuando os ponéis con una historia. Y para los que escribís porque queréis publicar simplemente, podéis decirlo también, aquí no se juzga ningún criterio ni se condena los objetivos ni ambiciones de nadie.



16 comentarios:

  1. Hola Laura, ya hablamos esto por twitter y sigo diciéndote que me alegra que seas fiel a ti misma. Es normal que te preocupe el público, yo no soy escritora pero me imagino la situación... tienes unas ideas y unos principios, una forma de escribir, pero a la hora de mostrarlo al mundo es todo distinto. Va a ser imposible que alguien escriba algo que guste a todo el mundo, imposible, porque cada persona lo va a percibir de distinta forma y tú siempre vas a ser tu mayor crítica, siempre vas a exigirte lo mejor de ti misma, lo cual no es malo siempre que no te vuelvas loca.

    Yo te seré sincera, aún no le leído ninguna de tus novelas y tengo unas ganas inmensas, pero sólo con conocer tus inquietudes se nota que que te preocupas por lo que escribes, por que te guste a ti y a los demás. Y sin conocer ninguna de tus obras yo te digo que quiero leerlo. Puede que luego me guste más o me guste menos. Que me encante a muerte o que no vaya conmigo, pero quiero leerlo.

    Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has dejado con esta cara después de leer tu comentario http://i70.photobucket.com/albums/i119/tiff_pics/tumblr_lrjmksFEta1qd7xm6o1_500.gif

      Eliminar
  2. Yo creo que si no me lo preguntase, no sería yo. Me gusta escribir para mí, y es lo primero, la historia, el relato, lo que sea que ande escribiendo. Pero luego, cuando lo acabo, es en plan "¿y qué hago con esto?".
    Supongo que, mira, si le gusta a alguien, bien, pero si no, al menos has escrito. A mi tambié me encanta que me digan que mi historia les ha gustado (lo de que los comentarios le dan la vida a un blog, en uno de relatos, es cierto al 100%). Y por supuesto, pensar en el lector también está bien, supongo que algunas cosas raras no las subo por eso mismo, porque me pregunto si va a ser una entrada sin estadísticas ni visitas, y para eso no la subo y lo guardo para mí.
    Y ahora, momento motivacional. No sé si ya leiste la música del silencio, pero es un libro que el propio Patrick Rothfuss pensaba que iba a escribir y acabar en un cajón, sin publicarse, un libro en el que no tenía muchas expectativas. Se lo mandó a su agente pensando que lo iba a rechazar, ya seguro de que se lo iba a entregar a otra editorial con unas ideas algo más abiertas de mente. Sin embargo a su agente le encantó, ahora está publicado y es un éxito. Y él pensaba dejarlo en un cajón. Tal vez es que, como dices, el propio autor tiene una vista distorsionada de su escrito, y tal vez ahora mismo estés escribiendo la novela que se convertirá en un besteller. O puede que sea para gente especial, pero mucha gente tiene tu punto de vista y tiene tus gustos.
    Así que tú escribe, que seguro que encuentras gente que te lea. Gente rota con tu mismo punto de vista.
    ¡Un besín!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. «Gente rota con tu mismo punto de vista». Cómo se nota que escribes, compañera de letras ;-)

      Me alegra saber que no soy la única que piensa así. Bueno, en realidad sé que no soy la única, pero a mucha gente como que le da reparo reconocer que en esto de escribir también una tienen en mente al público, que no es solo un acto de "amor incondicional", sino que siempre se espera algo, un feedback que es absolutamente necesario, al menos para mí.

      :-)

      Eliminar
  3. ¡Hola, Laura!

    A mí también me pasa lo mismo, y siempre tengo esa duda de... ¿quién va a querer leer lo que escribo? Y si lo lee alguien... ¿le va a gustar o no?
    Ya me pasaba antes de abrir el blog y empezar a hacer un poco más públicos mis pequeños proyectos, pero creo que fue justamente eso lo que me dio el empujón, porque escribir es una parte de mi vida y quería compartirlo con más personas, aunque al principio no consiguiera ese reconocimiento que todos queremos tener. Pero claro, las cosas difíciles son las que más valen la pena (o al menos eso pienso) y ya el hecho de estar luchando por ellas e ir acercándote poquito a poco a la meta es como un logro personal, ¿no crees?
    Así que sigo y sigo escribiendo y publicando, más por mí misma que por aquellos que lo vayan a leer (aunque tal y como bien dices, eso también es importante) y es verdad que cuando comentan tu trabajo, ya sea para bien o para mal, eso te ayuda a continuar.
    ¿Quién sabe la de historias maravillosas que se habrán quedado encerradas en cajones o entre papeles a la espera de que alguien las sacase a la luz? Pienso que por eso hay que intentarlo... Porque como bien dice una amiga mía: "El NO ya lo tienes".

    ¡Besos! :3
    Dafne

    PD: A mí ya me tienes atrapada con tus palabras, y bendito es el día que descubrí "La vieja Morla" (justo cuando terminé de leerme la Historia Interminable... ¡qué coincidencias! jaja )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Encontraste mi blog después de leerte La historia Interminable? Ay, por favor, muero!! Eso es una señal! xDD
      En fin, siempre consigues hacerme sonreír con tus comentarios, y cuando me dices esas cosas de que te tengo atrapada yo me derrito toda, en serio, para mí no hay piropo mayor ni más precioso que ese. Gracias. Y sí, de nada sirve lograr la meta si antes no se ha luchado, porque entonces la victoria no sabría a nada. Así que ahí debemos seguir, creando dando lo mejor de uno mismo siempre ^^

      Eliminar
    2. Sí, encontré tu blog después de leerla jajaja y fue básicamente por esa relación con la novela por lo que cliqué en el link, ya que me llamó muchísimo la atención. A golpe de vista me encantó la cabecera, el diseño... ¡podríamos decir que la “portada” del blog, vamos! Y luego, al ponerme a leer, me encantó tu narrativa (creo que lo primero que leí tuyo fue la reseña de “El cartero siempre llama dos veces”, y también la primera entrada que comenté, pero ten por seguro que no será la última ;P)
      ¡No tienes nada que agradecerme!
      Y sí, aquí seguiremos ambas luchando por nuestros sueños, que por algo nos llamamos “Laura” y nuestro nombre significa “Victoriosa”.

      Eliminar
  4. Estoy muy de acuerdo contigo, yo escribo porque me gusta hacerlo, pero no solo por mí, también me gustaría que alguien disfrutará de lo que yo he creado, de mi monstruo Frankestein, que aunque me dió dolores de cabeza, también me dio felicidades. Así que estoy de acuerdo contigo, una historia no esta completa si no hay una persona que no lea entre sus paginas.
    Un abrazo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me congratula ver que tenéis presente a los lectores ^^

      Eliminar
  5. Laura, me he encantado esta entrada por lo que tiene de sinceridad. Fantástica! Al hilo de lo que dices te recomiendo que veas esta TEDtalk
    https://www.youtube.com/watch?v=dk3y4qHKkXc&feature=youtu.be

    Saludos.
    @Gilles27push

    ResponderEliminar
  6. TE DOY TODA LA RAZÓN. Me ha salido mi vena de "¡alguien me entiende por fin! Es decir, yo no escribo para publicar, no escribo para mandar a un editorial, no escribo para tener lectores. Escribo porque me gusta, porque necesito que el choque entre papel y lápiz me deje expresar la historia que bulle en mi cabeza. Quiero contar algo, pero no escribo para que alguien lea lo que quiero contar. Ese es un factor que me anima en ocasiones. Y la pregunta que te haces, no sé cuántas veces me la habré preguntado, porque leo reseñas y no van con lo que escribo, y sí, me pregunto si la gente leerá esto, porque considero que como dices, la novela se queda media huérfana, tú eres su hogar, por así decirlo, pero si no viaja, no camina, no anda la novela más allá de tu cajón, no es un proceso completo, necesita de ese algo más.

    Un beso!
    Marina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena comparación la de que el escritor es el hogar y la novela debe andar. Me ha encantado *_*

      Eliminar
  7. Yo estoy bastante convencida de que nada de lo que escribo le interesaría un comino a nadie xD Al menos, no lo que escribo "en serio" (también me da de vez en cuando por hacer mis pinitos como escritora de paletadas... e.e).

    Y hablando de proyectos serios. Por cierto, Laura, estos días me he estado acordando mucho de ti: resulta que, por casualidad, he encontrado una situación en la que el resumen narrativo estaría justificado (y de hecho sería necesario para darle credibilidad al texto). Resulta que ahora mismo estoy trabajando en un nuevo proyecto en el que la historia está narrada como una especie de carta/diario y, claro, en esas circunstancias no tiene sentido poner muchas escenas como tal ni transcripción de diálogos, etc. Pero, claro (también), el resumen narrativo no deja de ser narrativamente poco recomendable, así que hay que aderezarlo con un buen juego de diálogos y tanta desfamiliarización (entre otros recursos) como sea posible, para que el texto tenga siquiera algo de volumen. Personalmente, me está dando algunos quebraderos de cabeza bastante interesante a modo de práctica xD

    P.D. Esta es la tercera vez que escribo este mensaje ¬¬u mi ordenador me odia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desfamiliarización.................. En serio, voy a acabar teniendo pesadillas con esa palabra xD

      Eliminar
  8. Jaaaaaaaaaaaaaajajaja son buenísimas las muñecas esas XD...
    Pero poniéndonos serias...Yo no escribo. Vale, eso lo sabes, ahora los demás lo saben también. No obstante yo estoy de acuerdo contigo, querida amiga. Tienes que pensar en ti a la hora de escribir, pero es lógico y razonable que tengas en cuenta a aquellos que pueden ser tus lectores. No es nada de lo que avergonzarse, ni por lo que achantarse, así que no lo hagas nunca.
    Eso sí, una cosa tengo que decirte, desde mi punto de vista externo: Eres una cabrona contigo misma...Cierto es que si no lo fueras, no escribirías las maravillas que escribes, pero a veces eres demasiado cabrona...
    Y sí, como lectora de pruebas te aseguro que tienes una imagen distorsionada de lo que escribes, pero en verdad si no la tuvieras sería algo raro rozando lo prepotente o lo depresivo...y no queremos eso, verdad?? http://i.imgur.com/OLLp7RU.gif (Qué guapo es este hombre :) )

    En definitiva, escucha lo que te dice la gente, ten en cuenta su opinión, pero haz siempre lo que te diga el corazón.
    Has visto que Disney me ha quedado este pareadooo...?? http://a.dilcdn.com/bl/wp-content/uploads/sites/2/2013/07/Kuzco_Disney-Dance-Moves.gif

    ResponderEliminar

Comentando enriquecéis muchísimo el blog y además me hacéis una personita más feliz. Todas las opiniones son válidas y respetables, así que no tengáis miedo en escribir con sinceridad.
¡Animaos y comentad! ¡La vieja Morla no se come a nadie!

(Los comentarios en los que se falte el respeto o se haga spam serán bloqueados y no aparecerán).